Cosas que van a desaparecer de los autos en el futuro

Muchos de los elementos que usamos actualmente en nuestros autos desapareceran en un futuro no muy lejano, incluso algunos ya lo han empezado ha hacer, provocando grandes cambios en todas las ramas de la industria automotriz.

Estas son las cosas de las que te tendrás que despedir o ya te has despedido:

Los botones: El tacto de los botones y sus calidades son un valor añadido en los acabados de mayor precio. Sin embargo, éstos están en vías de extinción con la incorporación de las pantallas táctiles.

Las llaves: Abrir y cerrar el auto con tu smartphone es una realidad. Y cada día son más los automóviles que arrancan pulsando un botón, en lugar del sistema tradicional con llave. Si cada vez hay más carros que incorporan estas funcionalidades, ¿qué sentido tiene portar un objeto más en nuestro bolsillo?

Freno de mano: En claras vías de extinción. No dejamos de ver autos con freno de mano eléctrico en lugar de la clásica palanca. Menos engorroso y más sencillo.

Volante: El futuro se vislumbra con carreteras llenas de carros autónomos. Entonces, si ya no es necesario prestar atención a la carretera y no podemos intervenir en el funcionamiento del vehículo, ¿para qué queremos un volante? Los autos se convertiran en espacios en donde podremos dormitar, trabajar o disfrutar de nuestro ocio leyendo o viendo la televisión durante nuestros trayectos.

Cero accidentes: Si algo persigue el vehículo autónomo es la reducción de los accidentes a cero o a una tasa tan pequeña como para ser despreciable estadísticamente. La interconexión entre vehículos permitirá que éstos tomen la mejor decisión en función del contexto en el que se muevan. Además, la eliminación de las distracciones, del sueño al volante o la influencia del alcohol y de las drogas limitará en gran medida los accidentes.

NO SOLO LOS CARROS CAMBIARÁN, TAMBIÉN LOS SERVICIOS LO HARÁN.

Gasolineras: La generalización del vehículo eléctrico prevé una brusca caída de la demanda del petróleo en los próximos años, lo que provocará que las gasolineras traten de renovarse con la inclusión de instalaciones de recarga eléctrica.

Talleres: Las gasolineras no será el único gremio que tenga que reconvertirse por una disminución de la demanda. Cada vez menos autos sufrirán golpes y averías provocados por sus dueños, por lo que es posible que los mecánicos del futuro acaben por centrarse en el mantenimiento del vehículo en lugar de en las reparaciones.

Trabajos: Con la llegada de los carros autónomos, algunas profesiones como la de los taxistas
y transportistas terminarán desapareciendo. Si nosotros dejaremos de conducir ¿por qué vamos a pagar para que otros lo hagan?

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *