Lamborghini Terzo Millennio: El superdeportivo del futuro

Hace unos años, ostentar el titulo del más rápido del mundo era suficiente para los fabricantes de superdeportivos, hoy en día la historia es diferente. Para sobresalir respecto al resto hay que aportar algo diferente, algo que en Lamborghini tienen muy claro, motivo por el que se han aliado con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) para desarrollar su última creación: el Lamborghini Terzo Millenio.

Con este prototipo, la marca italiana deja entrever como serán los superdeportivos del futuro y la tecnología que esperan implantar con el paso de los años. Como ya había anunciado en el Salón del Automóvil de Ginebra, Lamborghini planea comercializar superdeportivos eléctricos después del 2025.

Su nombre nos emplaza al año 3001, pero no habrá que esperar tanto tiempo para que veamos aplicadas a modelos de calle las tecnologías que propone. Se trata de un vehículo 100% eléctrico cuyo sistema de propulsión se basa en cuatro motores, uno acoplado a cada rueda y de potencia desconocida.

En cuanto al diseño del Terzo Millenio, lo que más destaca a simple vista de este Lamborghini Terzo Millennio es su espectacular, y al mismo tiempo trabajada, aerodinámica. Lamborghini siempre ha primado una estética con la menor resistencia posible al aire, pero en este caso su escasa altura y el conjunto de elementos a lo largo de la carrocería lo hace aún más llamativo.

En cuanto a los elementos mecánicos, el Lamborghini Terzo Millennio cuenta con cuatro pequeños motores eléctricos que entregan su potencia directamente a cada rueda y también recuperan parte de la energía en la frenada para recargar las baterías durante la marcha. De momento, Lamborghini no ha aportado datos sobre las prestaciones de este concept car.

Para poder responder a los requerimientos energéticos de un superderportivo eléctrico, se ha desarrollado un innovador material exterior que se convierte en un acumulador de energía. Se trata de una fibra de carbono capaz de almacenar electricidad mediante la incorporación de nanotubos para guardar la corriente, de tal modo que la carrocería es una batería más del vehículo. Asimismo, también se ha conseguido crear una fibra de carbono autoreparadora. Esto es posible gracias a unos micro canales que generan calor para derretir el material agrietado o dañado.

Por último, destacar que la concepción que Lamborghini tiene del deportivo del futuro no se ha desarrollado únicamente en los aspectos mecánicos y aerodinámicos. En la firma también ha señalado que un vehículo con una gran potencia y una estructura a base de fibra de carbono es sensible de tener pequeñas “microroturas”. Por ello, quieren diseñar un proyecto mano a mano con el MIT para implementar un sistema que sea capaz de “autoregenerar” el coche mientras circula.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *