Los 10 errores voluntarios más comunes al volante

Conducir un auto demanda cierto grado de responsabilidad para con nosotros y los demás. Por esta razón, hay acciones al volante, que aunque parezcan inofensivas, debemos evitarlas por nuestra seguridad.

1. No usar el cinturón de seguridad en viajes de distancias cortas
Los accidentes graves suelen ocurrir en el perímetro cercano a la casa o trabajo, lo que nos da una idea de lo importante que es usarlo siempre. Ponerte el cinturón es lo primero que debes de hacer, así estés en un estacionamiento.

2. No usar los espejos retrovisores
Quienes no han formado el hábito de utilizar los espejos retrovisores suelen voltearse por completo para verificar si pueden cambiarse de carril. ¡Gran error! Pierdes por completo la visión de lo que pasa enfrente de ti.

3. Reposar la mano en la palanca de cambios
Muchos conductores reposan la mano sobre el selector de cambios, lo cual podrá lucir muy cool pero no es seguro. Ambas manos deben estar siempre sobre el volante, salvo cuando se necesite una de ellas para alguna otra función de operatividad del vehículo; como cambiar de velocidad o ajustar un espejo retrovisor.

4. Descansar el pie en el pedal de embrague
Este punto aplica sólo para carros con transmisión manual. Es una mala práctica que muchos hacen por costumbre o creyendo que harán más rápido el cambio de velocidad. Lo único que logran es desgastar prematuramente el embrague, cuyo reemplazo y reparación usualmente no es barato.

5. Escuchar música a alto volumen
Mientras más alto subas el volumen del sistema de sonido menos te podrás concentrar en el manejo. El ruido es un gran distractor en la cabina de un automóvil y puede lastimar tus oídos.

6. Maquillarse
La mayoría de las personas que usan maquillaje lo ha hecho al menos una vez en su vida. Una mala práctica que pone en riesgo su vida y la de los demás conductores, pues no está concentrada en el camino. Si no saliste maquillada de casa, hazlo cuando estés en un lugar seguro.

7. Usar tacones o chancletas.
Otra pésima costumbre que pone en riesgo la seguridad, ya que tus pies no tendrán el soporte adecuado, se pueden resbalar de los pedales, atorarse en la alfombra y realizar movimientos equivocados.

8. Uso excesivo de dispositivos electrónicos
Llámese celular, GPS, equipos de sonido y todo aquel aparato que quieras manipular al mismo tiempo que manejas. Hay que verificar que su operación es segura y en el caso de los teléfonos solo hay que usarlo cuando hay un sistema de manos libres en el vehículo y nunca para enviar, recibir y leer mensajes de texto.

9. Llevar a tu mascota en las piernas
Seguramente piensas que es divertido llevar a tu perrito en las piernas mientras conduces, pero es un gran peligro: puede ponerse nervioso, bajarse al piso y jugar entre tus pies y, en caso de un choque, convertirse en un proyectil que saldrá volando por el parabrisas por no estar debidamente sujetado. Las mascotas deben ir sujetas con arneses especiales o en una caja para transporte, no lo olvides.

Comentarios

Comentarios

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *