Mercedes-AMG Project ONE: Tecnología de F1 para la carretera

El Mercedes-AMG Project ONE celebró su estreno mundial en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt. En este evento la marca alemana mostró la más reciente y eficiente tecnología de Fórmula 1 y a la vez celebró el 50 aniversario de AMG.

Un motor turbo y cuatro motores eléctricos.

El sistema de propulsión híbrido plug-in de alto rendimiento del Mercedes-AMG Project ONE viene directamente de la Fórmula 1, y se realizó en estrecha cooperación con los expertos en el automovilismo de los trenes de potencia de alto rendimiento de Mercedes-AMG en Brixworth. Consiste en una unidad altamente integrada e inteligentemente conectada en red que comprende un motor de combustión híbrido, turboalimentado, con un total de cuatro motores eléctricos. Uno se ha integrado en el turbocompresor, otro se ha instalado directamente en el motor de combustión con un enlace al cárter y los dos motores restantes impulsan las ruedas delanteras.

Todo el poder de 1000 CV.
Mercedes-AMG Project ONE equipa un motor híbrido V6 de 1.-6 litros turbo, que además añade cuatro motores eléctricos para que en su conjunto puedan entregar más de 1,000 CV, logrando hacer el 0 a 200 km/h en menos de seis segundos. Es un motor capaz de girar “fácilmente” a 11.000 revoluciones por minuto, destaca la marca y el empleo del combustible sin plomo le permite alargar notablemente su vida en relación al que emplea el W06 en la F1, unos 50.000 kilómetros útiles aproximadamente. La eficiencia térmica es otra de sus claves y resulta espectacular ya que ronda el 43%, todo un récord para un motor de combustión.

Otras características del hypercar de Mercedes-AMG son un chasis monocasco de fibra de carbono, material que también se utiliza en la carrocería, algo básico para tener un peso lo más reducido posible. Se estima una estará por debajo de los 1.300 kilos.

Motor de F1 en todo el sentido de la palabra.

Si bien es sorprendente que hayan logrado adaptar un motor de generación actual de Fórmula 1 a un deportivo de calle, lo más sorprendente aún es la durabilidad del mismo. Cada unidad de potencia sólo podrá cubrir cerca de 50,000 km y después de ese recorrido el motor tendrá que ser revisado para saber si es necesario un mantenimiento ligero, o si es necesario adquirir un motor completamente nuevo.

Este auto funciona con cuatro motores eléctricos, dos colocados en las ruedas delanteras, otro en el motor para asistir al turbo y uno más en el cigüeñal. Parte de su desgaste relativamente rápido, se debe a que el motor puede revolucionar hasta las 11,000 rpm más que cualquier auto de calle.

Aunque todavía no es oficial, se espera que Mercedes-AMG sólo fabrique 275 unidades de este modelo a un precio de 2,25 millones de euros cada una. Puede parecer elevado, pero ya han recibido más pedidos que ejemplares a fabricar y eso que los requisitos de compra eran bastante rígidos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *