Sensor de oxígeno

Sensor-Oxigeno-tips

Cuando notamos un gasto excesivo de combustible en nuestro auto, los causantes que se nos vienen a la mente son: un filtro de aire en mal estado, inyectores sucios, bujías gastadas, y algunos otros puntos; pero muy pocos mecánicos o usuarios, recuerdan una parte importante de nuestro auto, localizada en el tubo de escape, y que puede ser la razón de ese exceso en gasto de combustible: el sensor de oxígeno.

Desde principios de la década de los 80, todos los autos empezaron a usar el sensor de oxígeno, con el fin de mejorar la eficiencia de combustible y disminuir la emisión de gases contaminantes. Este pequeño sensor, registra la cantidad de oxígeno en el escape y le indica al inyector de combustible cuanto combustible necesita el motor para mantener la proporción adecuada de aire y combustible.

Como todos los componentes de un auto, con el tiempo pierden precisión; y si el sensor de oxígeno está fallando, incidirá directamente en el rendimiento del combustible.

SENSOR DE OXÍGENO CON FALLOS

Estos son algunos casos que te pueden indicar que el sensor de oxígeno esta fallando:

– Alto consumo de combustible
– Perdida de potencia
– Prende la luz Check Engine
– Hollín negro en el tubo de escape

MANTENIMIENTO Y REEMPLAZO

Se debe dar mantenimiento al sensor de oxígeno a los 40,000 Km o antes en caso necesario, limpiándolo con gasolina blanca o líquido presurizado para limpiar carburadores.
La mayoría de los fabricantes recomiendan cambiar el sensor de oxígeno cada 48,000 a 80,000 kilómetros.

El cambio de un sensor de oxígeno no es una tarea complicada sin en el pasado has cambiado una bujía. Como se puede ver en la imágen, el sensor de oxígeno no es más que un cable con un sensor en el extremo, solo basta conetcar y desconectar dicho cable para su reemplazo.

exhaust

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *